Antecedentes y fundamentación

La Certifiación de Liderazgo Integrativo en Dinámica Estratégica-Operacional presenta de manera integral el ciclo completo de gestión, desde la definición y planificación de la estrategia, hasta su ejecución operacional y táctica, detectando, resolviendo y/o disolviendo problemas que pueden presentarse a lo largo de todo ese ciclo.

 

El ciclo debe ser entendido como un proceso de iteración recursiva de integración sincrónica y diacrónica entre cinco categorías clave: la Estrategia Directriz, las Capacidades Distintivas, las Creencias y Valores, los Procesos Integrativos y las Ventajas Competitivas. Estas cinco categorías configuran un sistema psico-socio-técnico complejo (SPSTC), que debe estar permanentemente expuesto al proceso dialéctico entre conjeturas y refutaciones, ya que toda estrategia debe ser entendida como una teoría manifiesta o latente que debe ser contrastada.

 

El modelo central que sirve como plataforma, llamado PENTA (por las cinco categorías), es considerado como Esquema Conceptual, Referencial y Operativo (ECRO) que permite la recursividad iterativa entre teoría y práctica.

 

Nuestra experiencia con más de cuatrocientas empresas de varios niveles de desarrollo, de casi todos los sectores y de muchos países, nos demuestra que las organizaciones suelen fracasar a la hora de implementar sus objetivos estratégicos, ya que carecen de un método o protocolo integral especializado en transformar esos objetivos en acción concreta, y así poder lograrlos.

 

Entender cómo liderar la dinámica que vincula la fase estratégica con la fase operacional nos permitirá detectar oportunidades de mejora en ambas fases, implementarlas con agilidad y desarrollar e integrar a nuestra gente de todos los niveles de la organización para que optimicen su desempeño individual y grupal.

 

El Programa ha sido desarrollado para transferir a los participantes la metodología más idónea para que puedan desarrollar individual y grupalmente actitudes y aptitudes sólidas de liderazgo integrativo, con el objetivo de conducir la dinámica entre la estrategia y las operaciones. Esto implica liderar grupos de manera integrativa, para que las actividades diarias de todas las áreas y niveles respalden los objetivos estratégicos y asimismo complementarlas con reuniones de iteración recursiva, tanto para resolver problemas tácticos como para mejorar el rumbo de la formulación y reformulación de la estrategia.